Haití

 

Los datos espaciales y las imágenes aéreas pueden desempeñar un papel fundamental en el seguimiento de la evolución y el estado de las zonas protegidas.

Reproduce el mapa de la historia para ver cómo la evolución de una relación de colaboración entre el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Noruega y el Ministerio de Medio Ambiente de Haití ha llevado al establecimiento y la gestión de áreas protegidas.

Creación de una red de áreas marinas protegidas

 

Haití alberga una increíble variedad de biodiversidad marina, como bosques de manglares y arrecifes de coral. En 2013 se estableció la primera red de áreas marinas protegidas de Haití en la región más meridional del Gran Sur. La Zona Protegida de Port Salut/Aquin tiene más de 1.500 kilómetros cuadrados e incluye lugares mixtos marinos y terrestres.

En 2017, se siguió trabajando para establecer más áreas marinas protegidas, esta vez en la región de "Grand Anse". Esta zona marina protegida alberga uno de los arrecifes de coral más conocidos de Haití.

El objetivo general de estas áreas protegidas es crear una red representativa de todos los ecosistemas clave del sur de la península.

Protección de la biodiversidad en tierra

 

En 2015, el PNUMA apoyó al Ministerio de Medio Ambiente en la elaboración del primer plan de gestión de áreas protegidas en Haití: El Parque Nacional Natural de Macaya. El Parque Nacional de Macaya, que cuenta con la última masa de bosque nuboso primario, alberga 220 especies de aves, 141 especies de orquídeas y 367 plantas con flores. En los últimos años se han visto en la región seis especies de ranas que se creían extintas. Varias especies de plantas y animales que se dan en el parque son endémicas, incluidas 38 especies de orquídeas. El Parque Nacional de Macaya es también una importante cuenca hidrográfica que abastece de agua dulce a siete grandes ríos de la península suroccidental de Haití.

Se están llevando a cabo iniciativas para aplicar el Plan de Gestión del Parque Nacional de Macaya, incluida la creación de una Oficina de Gestión y un programa de guardaparques. Otros objetivos son la reforestación de zonas degradadas, la construcción de infraestructuras para reducir la erosión debida a las inundaciones y el apoyo a la protección de la vida vegetal y animal dentro del parque.

Mapa de la historia: El uso de datos espaciales para informar sobre las áreas protegidas

 

En 2016, el PNUMA apoyó a la Agencia Nacional de Áreas Protegidas en el desarrollo de una metodología propia del Gobierno para la elaboración de planes de gestión de áreas protegidas. Se utilizaron datos espaciales para informar estos planes de gestión, mediante una combinación de datos terrestres y aéreos. Se analizaron los tipos de cobertura del suelo mediante técnicas de alta precisión para determinar la mejor manera de desplegar la gestión de las áreas protegidas.

Actualmente, el PNUMA en Haití está trabajando estrechamente con socios innovadores para acceder a datos espaciales de alta resolución y utilizar los datos espaciales en las áreas protegidas. Reproduce el mapa de la historia a continuación para saber más.